¿QUÉ HACER EN PARÍS?

Museo del Louvre: 5 obras imperdibles que debes ver durante tu visita

No cabe duda que el Museo del Louvre es uno de los favoritos del mundo y resguarda una gran cantidad de bellas obras

Uno de los museos más grandes del mundo que debes recorrerCréditos: Pexels
Escrito en TENDENCIAS el

Si quieres visitar la capital de Francia debes hacer una parada o incluir en tu itinerario el Museo del Louvre, donde encontrarás una colección de más de 35 mil obras de arte, la cual hace imposible contemplar cada una de ellas en una visita express, que por lo regular es así cuando vas como turista. Sin embargo, desde que entras al museo te llevarás grandes sorpresas con su arquitectura y las primeras salas, pero para que sepas qué ruta recorrer en este famoso museo del mundo, te recomendaremos algunas piezas artísticas que son completamente importantes para la Historia del Arte, así como imperdibles para cualquier viajero que decida visitar este recinto. 

Visitar el Museo del Louvre es una experiencia única, ya que inmediatamente reconocerás algunas obras completamente icónicas y de gran relevancia para la humanidad. Recuerda llevar calzado cómodo porque te llevará un buen tiempo recorrer sus pasillos, ya que es una residencia real que se transformó en el mayor museo del mundo, por eso es tan amplio; aquí encontrarás arte egipcio, la belleza del estilo griego, pinturas del esplendor italiano, no te puedes perder el legado de los pintores franceses, las esculturas italianas y una de las joyas que te encantará del palacio es la Galería de Apolo, sus murales te dejarán boquiabierto. En fin, hay tantos atractivos y obras imperdibles, por eso te daremos nuestro top cinco de las obras más importantes del Louvre. 

1.Código de Hammurabi

Se trata de una gran estela que tiene grabadas las 282 leyes del Código de Hammurabi, un legado de una riqueza increíble, se trata de uno de los imprescindibles del museo, ya que tiene una gran importancia histórica. El Código de Hammurabi pertenece a la cultura de Mesopotamia y es el documento legal más antiguo del mundo. Se encuentra en la Planta Baja, Sala 3. 

2. Venus del Milo 

Pertenece a Grecia y es una de las esculturas más representativas de la cultura helenística, se trata de una figura dedicada a la diosa del Amor y es espectacular, ya que mide dos metros de altura y la perfección de sus proporciones y serenidad de sus formas encarnan el ideal clásico de la belleza. Puedes encontrar esta escultura en la Planta baja, sala 16. 

3. Victoria de Samotracia 

Otra joya de la cultura griega es la escultura dedicada a la diosa Niké, una de las obras cumbres del mundo, cuyo nombre se debe a que fue hallada en la región griega de Samaotracia en 1863. La escultura cuenta con más de dos metros de alto y está hecha de mármol, sin duda una pieza de arte que debes contemplar por varios minutos y eso sí, tomarte tu foto con ella. 

4. Sala Rubens

Se tratan de veinticuatro óleos de gran tamaño, muy impresionantes que llegan a abrir las paredes de la sala 18 en la segunda planta, todos ellos de Pedro Pablo Rubens, pintados entre 1622 y 1625 para decorar la Galería Médicis. En 1622, la reina de Francia María de Medicis encargó a Rubens una sucesión de veinticuatro cuadros para decorar la galería oeste de su Palacio de Luxemburgo que ella había mandado construir.

5. La Galería de Apolo

La obra maestra se encuentra en la Sala 705, ala Denon, planta uno, se trata del poder real de Luis XIV, cuando por primera vez vinculó su poder con la divinidad del sol en la galería de Apolo. La obra maestra de la decoración arquitectónica, combina la pintura, escultura y doradura con la participación de los mejores artistas del momento. Actualmente, en la Galería de Apolo alberga la colección real de piedras preciosas y los diamantes de la corona.