SONORA

Pinturas rupestres, el nuevo descubrimiento arqueológico en Sonora

Sonora resguarda un gran legado y recientemente se han descubierto estas pinturas rupestres en un complejo arqueológico

Pinturas rupestres.Estas pinturas rupestres fueron descubiertas recientemente en SonoraCréditos: turimexico
Por
Escrito en DESTINOS el

El estado de Sonora se ubica en la zona norte del país, un lugar montañoso que se encuentra en las vertientes de la Sierra Madre Occidental, con un declive muy marcado hacia el Golfo de California. Sus costas están bañadas por el Mar de Cortés y está vinculado a la denominada “Cuenca del Pacífico”, que ofrece una gran variedad de posibilidades para el desarrollo económico en esta región.

Sonora está situado en una franja climática del hemisferio norte, en la que se han formado diversos desiertos en torno al globo terráqueo, cuenta con una amplia red de caminos, con una columna vertebral vial de la carretera de cuatro carriles que surcan el estado de norte a sur y que une a Sonora con el resto de la República Mexicana y los Estados Unidos de América.

Este lugar, es el segundo estado más grande de todo el país, con una extensión territorial de 184,934 kilómetros cuadrados, que representan el 9.2% de la superficie total de México. La extensión litoral sonorense es de 1,207.81 kilómetros, que sumados a la extensión de los límites fronterizos con los estados vecinos, da como resultado que todo el perímetro del estado sea de 2,505 kilómetros.

Sonora y los recientes descubrimientos rupestres

La Sierra Libre de Sonora es el escenario donde varios investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), han descubierto un magnífico complejo arqueológico que resguarda todo tipo de vestigios: desde prehistóricos, hasta los correspondientes al siglo XIX. Estos hallazgos se encuentran dispersos en un área de 20 x 5 kilómetros, entre varios cañones escarpados, donde no se estableció la agricultura.

Este lugar ha sido denominado como un sistema de vida nómada, que perduró durante varios siglos y que ha dejado una de las más importantes concentraciones de pinturas rupestres en México. Hasta el momento, se han registrado más de 20 enclaves diferentes, realizados con pintura rupestre policroma de diversas épocas. Además, aunque estos yacimientos comparten ciertas características, cuentan con patrones diferentes.

Uno de los más destacados es La Pintada, se trata de un desfiladero donde los expertos llevan trabajando desde hace una década, para conocer la identidad, aún no confirmada, de la tribu o de los autores de las miles de pinturas rupestres que fueron plasmadas en este lugar y que se catalogaron como el hallazgo más importante de este tipo de obras en todo el estado de Sonora.

Resguarda todo tipo de vestigios: desde prehistóricos, hasta los correspondientes al siglo XIX/Foto: patrimoniomundialdemexico

Entre los 20 yacimientos descubiertos, La Pintada es el que contiene la mayor cantidad de diseños de varias épocas, abarcando desde el año 400 después de Cristo, hasta el siglo XIX. En este espacio se localizan otros elementos arqueológicos apasionantes, como un campamento estacional de cazadores-recolectores-pescadores, entre los que se descubrieron diferentes elementos de cerámica tiburón liso: un tipo de cerámica muy delgada que tiene un sonido metálico.

El campamento que se descubrió en La Pintada, se ha asociado a un grupo de la Costa Central, unos grupos humanos que, entre los años 200 y 400 después de Cristo y hasta el siglo XIX, se desplazaban por las zonas más áridas del estado de Sonora, en la serranía litoral del Golfo de California, desde Puerto Libertad, al norte, hasta Cabo del Haro, en el sur, lo cual incluye toda el área de Hermosillo.

También han sido encontradas diferentes puntas de proyectil y utensilios de molienda, así como cuatro hornos, de los cuales, la mayoría tiene un diámetro de 10 metros, en el que se obtenía una combustión de más de mil grados, que posiblemente eran usados con fines rituales. En los alrededores de estos hornos, se recuperaron algunos fragmentos de restos humanos de al menos ocho personas, que están en proceso de análisis antropofísicos.